Terapia con Ondas de Choque

Alivio rápido y efectivo

 

  • Solución no invasiva para el dolor asociado con el sistema músculo-esquelético.

  • Resultados visibles desde la primera sesión.

  • Estudios clínicos demuestran una tasa de éxito superior al 80% en patologías que no responden a la terapia convencional.

  • El tiempo de recuperación de la lesión se reduce.

  • Las sesiones duran sólo 20-30 minutos y se aplican a intervalos semanales.

  • La terapia con ondas de choque provee, en muchos casos, de una solución única para evitar la cirugia.

Ondas de choque granada

¿Cómo funcionan las ondas de choque?

 

Una onda de choque es una onda acústica que transporta gran cantidad de energía hasta puntos dolorosos y tejidos fibrosados, que se encuentran en condiciones crónicas. Esta energía provoca cicatrización, regeneración y reparación en tendones, huesos y tejidos blandos. La energía cinética del proyectil que va dentro del aplicador se transfiere al transmisor que queda en contacto con la zona lesionada, haciendo posible la entrada de esta energía en el tejido a tratar.

Efectos sobre el organismo

 

  • Efectos mecánicos, restauración de la movilidad:  El efecto mecánico de las ondas de choque genera rotura de los  depósitos de calcio (calcificaciones) y del tejido fibrosado. Las ondas de choque extracorpóreas disuelven los fibroblastos calcificados e inician la posterior descalficación bioquímica.

  • Efecto analgésico, eliminación del dolor: Las ondas de choque estimulan a nivel nervioso las fibras no nociceptivas, generando así un bloqueo de los nociceptores, lo cual se traduce en una disminución del dolor. Además, las ondas de choque generan una liberación de endorfinas y aceleran la eliminación de metabolitos nociceptivos.

  • Proceso de reparación, aceleración de la curación y regeneración: Las ondas de choque extracorpóreas generan un incremento de la circulación sanguinea (hiperemia) y un aumento de la tasa metabólica del tejido que se pretende curar. Al mismo tiempo aumentan la producción de colágeno y la angiogénesis (formación de neovascularizaciones) por medio de la mecanotransducción. La producción de una cantidad suficiente de colágeno es una condición previa necesaria para que se produzcan los procesos de reparación de las estructuras dañadas en el sistema músculo-esquelético. La tecnología de las ondas de choque extracorpóreas estimula la producción de colágeno en los tejidos superficiales y profundos gracias a su capacidad de penetración en el tejido. Además, esta tecnologia genera una mejora en la microcirculación y por tanto una oxigenación que se traduce en un aumento de la tasa metabólica del tejido.

Indicaciones más comunes:

  • Tendinitis o tendinosis

  • Calcificaciones

  • Bursitis

  • Puntos gatillo

  • Entesopatías crónicas

  • Fibrosis muscular post-rotura o micro rotura

  • Tendinitis o tendinosis del supraespinoso (con o sin calcificación)

  • Tendinitis o tendinosis calcificante de hombro

  • Tendinitis o tendinosis del manguito rotador

  • Bursitis subdeltoidea (bursitis de hombro)

  • Síndrome subacromial

  • Epicondilitis (codo de tenista)

  • Epitrocleitis (codo de golfista)

  • Bursitis trocanterea o trocanteritis

  • Tendinitis o tendinosis rotuliana (rodilla del saltador)

  • Sindrome de la cintilla iliotibial (rodilla del corredor)

  • Neuroma de Morton

  • Fascitis plantar

  • Espolón calcáneo

  • Tendinitis o tendinosis del tendón de Aquiles

Estas son algunas de las lesiones que se tratan comunmente con ondas de choque extracorpóreas, sin embargo existen más lesiones susceptibles de ser tratadas con ondas de choque.                                                    ondas de choque granada

958 25 45 60

C/ San Isidro, 12

18005 Granada